domingo, 23 de agosto de 2009

La firma uno empieza a ensayarla de pequeño. Y cree entonces -y tal vez todavía- que mientras más  marañas y rayas tenga, más difícil será que se la imiten.
La realidad es todo lo contrario. Para quienes trabajamos en Pericia Caligráfica,  es cada vez más notorio que una firma simple es la más difícil de copiar, pues cada ser humano tiene pequeños gestos inconscientes que van en la escritura y que son casi imperceptibles para quien no maneja los códigos grafológicos, pero que saltan a la vista al experto.
Cuando una persona  siente que no le gusta su propia firma o le cuesta hacerla o simplemente quiere cambiarla o de alguna manera, no está cómodo con ella...  es el momento preciso para hacer justamente eso: 
cambiar la firma.

Sin embargo, si no hay un cambio interno, cualquier firma que se intente, por diferente que parezca a primera vista, dará el mismo resultado. A menos que la persona se haga asesorar por un Profesional en Grafología que puede ayudarle a obtener lo que desea.

La firma es un retrato del interior. Si bien la escritura nos habla de la personalidad y la conducta, la firma es como dijo alguien "una biografía abreviada".  Con ella se puede saber la actitud hacia el trabajo, como puede cambiar con el tiempo y eso le interesa de sobre manera a los Empleadores, por ejemplo, cuando contratan a alguien de importancia para la Empresa, pues se puede anticipar en que momento puede venir una baja en la energía.  Por otra parte,  nos habla de la proyección del sujeto, de su apego al pasado, a qué le da más importancia en su vida, aptitud matemática,  profundidad de pensamientos, transparencia, instintividad, sólo por nombrar algunos elementos destacables.

Así quien quiera tener una firma que proyecte éxito, por ningún motivo tendrá rayas que la crucen, quien quiera desprenderse del pasado, mejor si firma a la derecha del texto,  si quiere ser más transparente con menos enredos mentales, su firma debe ser diáfana (muy cotizada por los Empleadores), si quiere recibir un trato familiar en todas ocasión, entonces ponga su nombre de pila como lo más importante...

Sin embargo, lo óptimo es observar el texto escrito y la firma, ya que esto nos da la personalidad interna y la extrerna y la sincronicidad entre ambas.
Consultas: emargareth@gmail.com  


Tags: Artículos

Comentarios